Desde el PP de Olivenza solicitamos la intervención de la Defensora del Pueblo por la vulneración de nuestros derechos en la labor de fiscalizar la actual gestión del Ayuntamiento como oposición

Hemos presentado esta mañana, ante el Registro de la Junta de Extremadura, un escrito dirigido a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, para pedir su intercesión tras ver vulnerados, de manera reiterada por parte del actual equipo de gobierno local del PSOE/IU, nuestros derechos para ejercer democráticamente el trabajo fiscalizador que debemos ejercer como oposición.

En el escrito detallamos que, como único partido de la oposición dentro del Consistorio se nos está privando de nuestros derechos y deberes, otorgados como cargos electos en esa Corporación, por lo que solicitamos a la Defensora del Pueblo para interceda ante la continua vulneración de derechos, las constantes faltas de respeto y la absoluta discriminación que nuestro Grupo sufre por parte del Equipo de Gobierno con su Alcalde a la cabeza.

Se nos ha impedido en reiteradas ocasiones el acceso a documentación e información municipal, todo a pesar que desde el inicio de legislatura se han registrado numerosos escritos, no respondiendo en ningún caso y cuando se ha hecho se ha comunicado que no se nos ofrece la información por motivos como: “el personal está muy ocupado”, “no podemos contestar a sus escritos por falta de tiempo y ser extensos”, “el personal está de vacaciones”, entre otras, incluso impidiendo a los funcionarios que nos permitan el acceso a la información que requerimos, alegando los mismos que “son órdenes del alcalde”.

También exponemos que se cancelan, se modifican o directamente no se celebran los plenos municipales sin consultarnos, al antojo de los concejales de IU/PSOE; además de negar el uso de un despacho municipal para el Grupo y no enviarnos las actas de la Juntas de Gobierno Local desde hace 5 meses, cuando son imprescindibles para el desarrollo de la función de control y fiscalización de la acción del gobierno municipal, algo que se está obstaculizando de forma grave.

La relevancia de los grupos políticos en el ámbito local, en cuanto representantes legítimos de los intereses, anhelos y deseos de aquellos ciudadanos que le han otorgado su confianza mediante el voto, no se limita a aquellos que ejercen el gobierno municipal como consecuencia del juego democrático de las mayorías, sino que se extiende igualmente a los grupos que no ostentan responsabilidades de gobierno pero si ejercen la necesaria labor de oposición política.

Por todo, y ante la reiterada negativa del Equipo de Gobierno socialista de Olivenza a respetar la legalidad que la democracia y el Estado de Derecho nos otorga, rogamos a la Defensora del Pueblo para que nos ayude a que no se pongan más obstáculos, no se nos impida ni se nos dificulte el desarrollo de las funciones que nos otorga el Ordenamiento Jurídico como miembros electos de la Corporación Municipal.

Noticias relacionadas: